Suplementos de colágeno y porque no debes usarlos

Con el paso de los años, la piel va perdiendo su elasticidad y se comienza a arrugar y volver más flácida. El cabello y las uñas se vuelven más secos y frágiles. Todo esto son signos normales del envejecimiento, que se pueden atribuir en gran parte a la pérdida de colágeno que ocurre naturalmente con la edad.

Y obviamente, viviendo en un mundo donde le hemos dado una gran importancia a la imagen física, y no queremos ver estos signos naturales en nuestro cuerpo, la industria de la cosmética han visto aquí una gran oportunidad para aumentar sus fuentes de ingresos a través de la venta de productos de colágeno, que se han convertido en una forma popular de combatir la pérdida de colágeno relacionada con la edad, garantizándonos que son la panacea para frenar los procesos naturales de envejecimiento y mantenernos eternamente joven.

En 2016, el tamaño del mercado global de colágeno se estimó en 3,71 mil millones de dólares y se espera que experimente un crecimiento importante en los próximos años, y se prevé que alcance los 6,63 mil millones de dólares para 2025.

A continuación haremos un rápido repaso sobre qué es el colágeno y qué importancia tiene, como se produce, y lo más importante, revisar la literatura científica libre de conflictos de interés y sin financiación por parte de la industria de la cosmética, que están detrás de la gran mayoría de estudios sobre el colágeno y sus posibles beneficios, para ver si sirven realmente de algo estos suplementos o son simplemente un producto de charlatanería más.

 

——

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es un tipo de proteína que se encuentra en todos los animales. Realmente es el componente más abundante de la piel y de los huesos, y constituye aproximadamente entre un 25 y un 30% del contenido total de proteína del cuerpo humano. Actúa como una especie de “pegamento” que mantiene unida las células y el tejido en los huesos, tendones, músculos, piel, dientes y uñas. Los seres humanos tenemos la capacidad de sintetizar todo el colágeno de necesario a partir de la incorporación en nuestra dieta, y posterior asimilación, de ciertos aminoácidos esenciales y minerales como el magnesio, el fósforo, el calcio y la vitamina C.

 

——

Funciones del colágeno en el organismo

– Se encarga de mantener la elasticidad, luminosidad y juventud de la piel.

– Ayuda en la cicatrización de las heridas.

– Previene problemas de artritis.

– Mantiene los cartílagos sanos.

– Mantiene a los huesos, las articulaciones, el pelo y las uñas, fuertes y favorece el crecimiento de los dos últimos.

– Ayuda en la recuperación tras el ejercicio físico.

 

——

Tipos de colágeno

Se han clasificado  26 tipos diferentes de colágeno que se agrupan en ocho familias según su estructura, enlace de cadena y posición en el cuerpo humano. Su nomenclatura está diferenciada por números romanos. Los tipos de colágeno más estudiados son los de tipo I, II, III, IV y V. Los tipos I, II y III comprenden el 90 % del colágeno en el cuerpo.

 

  • Colágeno tipo I: Se encuentra abundantemente en la dermis, el hueso, el tendón, la dentina y la córnea.
  • Colágeno tipo II: Se encuentra sobre todo en el cartílago, pero también se presenta en la córnea embrionaria y en la notocorda, en el núcleo pulposo y en el humor vítreo del ojo.
  • Colágeno tipo III: Abunda en el tejido conjuntivo laxo, en las paredes de los vasos sanguíneos, la dermis de la piel y el estroma de varias glándulas.

 

——

¿Es necesario ingerir colágeno en la dieta?

Nuestro organismo se encarga de producir toda la proteína que necesita, y con el colágeno no iba a ser menos, a través de los aminoácidos ingeridos a través de los alimentos, podremos sintetizar todo el colágeno necesario, por tanto no hay ninguna necesidad de ingerir colágeno de forma exógena.

Así que la idea de pensar que por consumir colágeno vamos a tener mejores nuestras articulaciones es tan absurda como pensar que necesitamos comer carne para que crezcan nuestros músculos o comer pelo para tener un pelo más abundante y fuerte.

 

——

Suplementos de colágeno

Si los consumidores de suplementos de colágeno conocieran sobre su producción, quizás las ventas de este suplemento no estarían tan al alza.

Así que para comprender lo que verdaderamente está comprando, hay que empezar por saber cómo se fabrican en realidad los productos de colágeno.

El colágeno se obtiene principalmente de los desperdicios de los mataderos, de los restos de animales que no sirven ni siquiera para vendérselos a las famosas cadenas de comida rápida que se encargan de hacer sus hamburguesas y nuggets.  De fuentes animales, los más comunes son bovino, porcino, pollo, cola de canguro, tendones de cola de rata, patas de pato, tendón equino, piel de caimán, patas de ave, piel de oveja y piel de rana,y los organismos marinos tales como pescado y piel de pescado.

Básicamente lo que se hace es una harina de huesos. Una vez que los animales se han procesado ​​para obtener la carne, los restos de huesos se hierven en agua para obtener caldo de hueso. El líquido se filtra para eliminar los restos óseos y luego se seca para obtener un polvo.

 

Debido a esta forma de extracción del colágeno, existe preocupación por la seguridad que pueda tener, ya que proviene de fuentes animales, y existen algunas preocupaciones con respecto a su papel en la inflamación, la variabilidad de lote a lote y la posible transfección de la enfermedad.. Las posibles prácticas inseguras de fabricación podrían dar lugar a la contaminación de los productos de colágeno con tejidos de animales enfermos incluyendo aquellos que podrían transmitir la enfermedad de las vacas locas (encefalopatía espongiforme bovina). Aunque este riesgo parece ser bajo, muchos expertos aconsejan no usar suplementos de origen animal.

Por ello se está probando el uso de colágeno sintético, desarrollado utilizando tecnología recombinante para producir colágenos libres de contaminantes y derivados de animales, producidos en células de mamíferos, cultivos de células de insectos, levaduras y principalmente en cultivos de células vegetales. La producción de colágeno recombinante derivado de plantas se ha reportado utilizando tabaco, semillas de maíz transgénico y cebada. Algo en lo que tampoco deberíamos de confiar, ya que el uso de transgénicos sobre los posibles efectos nocivos de la salud no están del todo claro aún.

Pero sea como sea, ambas opciones son simplemente interesantes para la industria cosmética, ya que es la única que se beneficia de todo esto llenando sus bolsillos. Los estudios dejan claro que no existe suficiente evidencia científica como para recomendar su uso, por eso que ni la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) permite hacer menciones o atribuir alguna propiedad saludable a estos productos.

 

——

Contaminantes en los productos de colágeno más vendidos

En el 2017, desde  Consumer Wellness Center, el centro sin fines de lucro para el bienestar del Consumidor examinaron productos de colágeno de las siguientes ocho marcas más vendidas en amazon en ese mismo año: Ancient Nutrition, Jarrow Formulas, Sports Research, PrecisionNaturals, Left Coast y LonoLife. Se descubrió que siete de los ocho productos (todos, a excepción de PrecisionNaturals) contenían dipropil isocinchomeronato, que ha sido catalogado como cancerígeno.

Pero además del dipropil isocinchomeronato, pueden haber otros productos químicos dentro de los suplementos de colágeno sean de la marca que sean, como: Metil p-hidroxibenzoato, un químico disruptor endocrino que está asociado con reducción en los niveles de testosterona y motilidad anormal en los espermatozoides; ciclandelato, un medicamento vasodilatador; netilmicina, un antibiótico.

 

——

Nota final

El colágeno tal cual lo tomas, nunca llegará al torrente sanguíneo, sólo los aminoácidos que conforman esta proteína llegan son los que pueden llegar a la sangre. Por ello, si realmente algún estudio muestra alguna efectividad por el consumo de colágeno, realmente el beneficio habría que atribuírselo a alguno de los aminoácidos que lo forman, no al colágeno en sí, ya que ninguna proteína es absorbida de forma completa por el organismo sin antes descomponerla en sus aminoácidos, ya que es una molécula demasiado grande para ser absorbida por el epitelio intestinal.

 

Referencia:

  • Avila Rodriguez, M. I., Rodriguez Barroso, L. G., & Sánchez, M. L. (2018). Collagen: A review on its sources and potential cosmetic applications. Journal of cosmetic dermatology, 17(1), 20-26.
  • Silvipriya, K. S., Kumar, K. K., Bhat, A. R., Kumar, B. D., John, A., & Lakshmanan, P. (2015). Collagen: Animal sources and biomedical application. J Appl Pharm Sci, 5(3), 123-127.
  • Liu, X., Machado, G. C., Eyles, J. P., Ravi, V., & Hunter, D. J. (2018). Dietary supplements for treating osteoarthritis: a systematic review and meta-analysis. Br J Sports Med, 52(3), 167-175.
  • healthcare.utah.edu
  • medlineplus.gov
  • Consumer Wellness Center October 5, 2017
  • Bonebroth.news October 5, 2017
  • efsa.europa.eu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *