LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS PODRÍAN ACORTAR TU ESPERANZA DE VIDA

Estamos viviendo un mundo totalmente dividido nutricionalmente hablando. Por un lado nos encontramos a los seguidores de las dietas bajas en carbohidratos y alta en grasas, lo que conocemos como dieta cetogénica. Y por otro lado a los que siguen una dieta a la inversa, es decir, una dieta donde abundan alimentos ricos en carbohidratos y bajos en grasa.

Las dieta cetogénica ha ganado popularidad debido a que es un estilo de alimentación que parece funcionar, a corto plazo, para la pérdida de peso y el control del apetito. Su sistema se basa en reducir al mínimo, y muchas veces renunciar por completo a los carbohidratos, y reemplazarlos por grasas y cantidades limitadas de proteínas.

En un principio puede sonar hasta bien y saludable el seguir este tipo de dieta, ya que mucha gente suele eliminar de su alimentación la mayoría de alimentos procesados al iniciar una dieta cetogénica, y con ello el azúcar refinado, ya que es un carbohidrato. El problema viene al eliminar el resto de carbohidratos, ya no solo saludables, sino indispensables para el organismo, si queremos gozar de buena salud.

Y aunque muchos defensores de este tipo de dieta, proclamen sus supuestos beneficios, como una estrategia sólida para perder peso rápidamente y controlar el azúcar en la sangre… no hay ningún estudio sólido que demuestre que estas dietas son beneficiosas a medio y largo plazo, además de su difícil adherencia a ellas.

Es más, existen algunas pruebas de que consumir poca cantidad de carbohidratos podría llevar a las personas a ser menos tolerantes con la glucosa y acabar desarrollando diabetes (1).

Y es que cada vez son más los estudios que van mostrando la evidencia, de como la gente que sigue una dieta basada en plantas, donde abundan los alimentos integrales, altos en carbohidratos y fibras, tienden a vivir más años.

 

No hay absolutamente nada más importante para nuestra salud que lo que comemos todos los días. Una dieta rica en alimentos integrales a base de plantas como vegetales, granos integrales, legumbres y nueces está asociada al envejecimiento saludable”  – Business Insider Sara Seidelmann, cardiologa e investigadora en nutrición del Hospital Brigham and Women’s de Boston –

Un nuevo estudio a largo plazo publicado en The Lancet llevado a cabo por la investigadora Seidelmann, analizó las dietas de más de 15,400 adultos en los EE. UU. Y otras 432,000 personas en más de 20 países de todo el mundo. Ella junto con su equipo de investigadores analizaron esa información en relación con cuánto tiempo vivieron los participantes del estudio (2).

Las conclusiones a la que se llega en el estudio fue que los participantes que consumieron una cantidad moderada de carbohidratos sobre el 50- 60% de sus calorías tendían a vivir más que los que consumieron menos del 40% de sus calorías diarias a partir de carbohidratos.

Incluso se llegó a mostrar como grupo con mayor riesgo de muerte en el estudio de EE. UU. fue el que no consumió carbohidratos, ya que esas personas tendían a reemplazar los alimentos ricos en carbohidratos con grasas y proteínas animales: carne de res, cerdo, cordero, pollo y queso.

 

Claramente, llenar tu plato con esas cosas aumentó la mortalidad”                            – Business Insider Sara Seidelmann –

 

Por tanto, la famosa dieta cetogénica, que implica limitar el consumo de los carbohidratos a menos de 50 gramos al día (lo que viene siendo un simple plátano) y alimentarse mayormente con alimentos ricos en grasas, es una de esas dietas restrictivas que podrían tener consecuencias perjudiciales a largo plazo. Y podemos incluir en este tipo de dietas restrictivas y bajas en carbohidratos a la paleo, Atkins, Whole 30 y Dukan.

En estudio tras estudio (2, 3) se va demostrando como las personas que se adhieren a una dieta donde las cantidades de carnes, productos lácteos y alimentos procesados sean mínimas o inexistentes, y se basan en alimentos de origen vegetal ricos en fibra como verduras, granos enteros, legumbres y nueces tienen los mejores marcadores de salud.

Lo que nos demuestra como el centrarnos en alimentos enteros basados en plantas, es la mejor estrategia a largo plazo para conseguir un peso óptimo y una mejor salud, alargando así nuestros años de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *