La Mejor Dieta Para Tratar y Revertir el Cáncer de Próstata

Junto con el de pulmón, el cáncer de próstata es uno de los más comunes entre los hombres. Como ya sabemos, los factores modificables de estilo de vida influyen sustancialmente en la historia natural de esta condición. Existen factores asociados con un mayor riesgo de padecer cáncer: obesidad, diabetes, alimentos procesados, sedentarismo. Y factores asociados con un menor riesgo: el ejercicio, mayor consumo de frutas y verduras, manejo del estrés…

En cuanto a la dieta se refiere, parece ser que este factor es el que mayor impacto tiene en la afectación al cáncer de próstata. Existe evidencia de que el cáncer de próstata puede ser sensible a la alimentación, incluso tras las metástasis. La alimentación puede prolongar la supervivencia e incluso causar la remisión de las metástasis óseas en hombres con enfermedad avanzada. Se viene ya especulando con que una dieta con demasiada grasa saturada, insuficiente ingesta de fibra y demasiada carne pueden ser factores importantes en el aumento y progresión de dicho tumor (1).

Investigaciones recientes han encontrado que una dieta alta en grasa animal (60%), induce a metástasis de cáncer de próstata (2).

En cambio, alimentos como las semillas de lino parecen tener unos de los mayores efectos contra el cáncer de próstata. En este estudio, hombres a los que estaban a punto de extirpar su próstata tomaron durante las semanas previas a la cirugía tres cucharadas de semillas de lino. Los resultados mostraron unas tasas significativamente más bajas de proliferación del cáncer, y unas tasas significativamente más altas de muerte celular por apoptosis, el suicidio de células cancerosas. Por lo tanto, la investigación sugieren que una dieta suplementada con semillas de lino y baja en grasas de origen animal tiene un efecto significativo sobre la evolución o retroceso del cáncer de próstata (3).

Es interesante observar como incluso la Sociedad Americana del Cáncer ha informado de como los hombres han sido capaces de frenar el crecimiento del cáncer de próstata a través de los cambios intensivos en el estilo de vida: dieta, ejercicio, moderación con el alcohol… y sin tratamiento (4).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *