Beneficios de una Alimentación Basada en Plantas

“Nada beneficiará la salud humana y aumentará las posibilidades
de supervivencia de la vida sobre la Tierra tanto como la evolución hacia una dieta vegetariana”
Albert Einstein (1879-1955)

Una alimentación basada en plantas, es aquella libre de productos de origen animal, que se centra en obtener todos los nutrientes que el ser humano necesita a través de la amplia variedad de alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, granos integrales, legumbres, frutos secos y semillas.

Y aunque a primera vista, hablar de una alimentación basada en plantas nos haga pensar en veganismo o dieta vegana, hay una diferencia sustancial entre ámbos términos.

Ser vegano es una forma de vida que busca excluir, en la medida de lo posible y practicable, todas las formas de explotación y crueldad hacia los animales para su alimentación, vestimenta o cualquier otro propósito. Las personas que se consideran veganas tratan de excluir tanto de su plato de comida, como de la ropa y utensilios que usan, y de los eventos socioculturales, todo tipo de explotación animal. El impulso que mueve a estas personas a dejar de consumir productos de origen animal es puramente ético.

En cambio los que deciden  llevar una alimentación basada en plantas, y no se definen como veganos, excluyen todos  los productos de origen animal de su dieta por cuestiones de salud, pero no prestan tanta atención al hecho de que los productos materiales que usen estén fabricados con productos de origen animal o evitar acudir a eventos donde se usen animales como atracción. Aunque muchos son consciente del maltrato animal y también deciden evitar estos otros productos o participar en este tipo de eventos.

Centrándonos en la dieta, que es nuestro objetivo, suelen verse claras diferencias entre la dieta de una persona vegana y la dieta de una persona que lleva una alimentación basada en plantas. La primera no suele preocuparse tanto a la hora de la elección de los alimentos, más allá de que estos contengan algún producto de origen animal. Siempre y cuando el etiquetado garantice que el producto es vegano, quedando exento de todo producto animal, no se preocupan tanto por el hecho de si ese producto es saludable o no. Aunque, he de decir, que cada vez son más las personas veganas, que no solo buscan consumir productos con la etiqueta de vegano, sino que a la vez buscan que estos sean saludables. Y es esto, consumir alimentos saludables, lo que van buscando las personas que llevan una alimentación basada en plantas. Por eso no buscan productos con la etiqueta de vegano, sino que buscan alimentos llenos de nutrientes y con beneficios para la salud.

Si en el carro de la compra de un vegano podemos encontrar desde refrescos, cereales azucarados, galletas, helados… hasta tabaco. En el carro de una persona que lleva una alimentación basada en plantas lo que encontraremos serán muchas frutas y verduras frescas, cereales integrales, legumbres, nueces y semillas. Aunque como decía anteriormente, la tendencia de los veganos está cambiando y cada vez son más conscientes a la hora de elegir alimentos saludables.

Beneficios de una alimentación basada en plantas

Las personas que han decidido alimentarse exclusivamente a base de alimentos vegetales mínimamente procesados, lo hacen porque conocen los enormes beneficios que ello tiene para su salud.

Durante los últimos años no han parado de surgir estudios científicos que demuestran los beneficios de consumir más alimentos vegetal, a la vez que han ido apareciendo otros estudios que relacionan el consumo de alimentos de origen animal con diversas enfermedades.

Una dieta basada en plantas a demostrado ser eficaz para prevenir la diabetes, colesterolemia, hipertensión, ciertos tipos de cáncer, reducir la enfermedad cardíaca, el Alzheimer, artritis… 

La evidencia muestra que mayoría de muertes prematuras son prevenibles y están relacionadas con la nutrición. Consumir más vegetales ayuda a prevenir e incluso revertir algunas de las enfermedades que causan más incidencias de muertes en el mundo occidental, siendo en muchas situaciones más efectivo que la propia medicación o intervenciones quirúrgicas. 

Hasta el momento, este tipo de alimentación, es la única que ha demostrado revertir la primera causa de muerte, los ataques de corazón. Caldwell Esselstyn dejó reflejado con sus estudios de más de 20 años de seguimiento, como seguir una alimentación 100% basada en plantas, puede no solo prevenir, sino revertir las enfermedades cardiovasculares. Y solo consumiendo alimentos vegetales bajos en grasa, si ni siquiera añadir un factor que también consideramos importante para la salud, como es el ejercicio físico(1).

Una dieta basada en plantas se ha demostrado que revierte enfermedades del corazón, así como confiere poderosa protección contra la diabetes tipo 2 y cáncer. Las personas que optan por llevar una alimentación basada en plantas tienen: 

● tasas más bajas de presión arterial alta (2) (3)   

● menor riesgo de padecer diabetes tipo (4)

● 15-20% menos de riesgo de cáncer (5) (6)

● Niveles de colesterol significativamente más bajos (7)

La postura de la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos y de la Asociación de Dietistas de Canadá, sostiene que las dietas vegetarianas, incluidas las veganas, planificadas de forma adecuada son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios de salud para la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades. Estas dietas son apropiadas para todas las etapas del ciclo de vida, incluidos el embarazo, la lactancia, la infancia, la adolescencia, la edad adulta mayor y para los atletas. Las dietas a base de plantas son más sostenibles desde el punto de vista ambiental que las dietas ricas en productos de origen animal porque utilizan menos recursos naturales y se asocian a un daño ambiental mucho menor. Los vegetarianos y veganos tienen un riesgo reducido de ciertas afecciones de salud, que incluyen cardiopatía isquémica, diabetes tipo 2, hipertensión, ciertos tipos de cáncer y obesidad.

Opinión personal

Para concluir, me gustaría dejar mi opinión personal sobre una dieta vegana o dieta basada en plantas. Una nutrición centrada en el consumo de plantas, incluyendo la amplia variedad de frutas y verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos, todos ellos lo mínimamente procesados, es desde mi punto de vista la elección más poderosa que podemos hacer, debido a la repercusión positiva en nuestra salud, el planeta y los animales.

A día de hoy es la única opción que nos ayudará a prevenir e incluso revertir enfermedades, reducir la huella de carbón, y conservar nuestro planeta para seguir conviviendo con el resto de animales que en él habitan. Y para que nuestras futuras generaciones puedan también seguir haciéndolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *