Nuevo Coronavirus (2019-nCoV) – Lo que Tienes que Saber Sobre el nuevo Coronavirus

El coronavirus es el virus más letal que existe, y lo más seguro es que si acabas contagiándote con este virus, acabarás muriendo debido a su afección.

Seguramente, algo como esto es lo que se te ha podido pasar por la cabeza al oír hablar del coronavirus. Y es normal, a todas horas y a través de todos los medios de comunicación, no nos dejan de llegar noticias negativas y preocupantes sobre esta pandemia.

Hasta el día de hoy (02/02/2020) la cifra de contagio por el coronavirus 2019-nCoV se sitúa sobre los 14.600 casos en varios países del mundo, la inmensa mayoría, más de 14.300 casos, en China, donde se han registrado 304 muertes por esta causa. Además hay que sumar un último fallecimiento (305) confirmado por las autoridades sanitarias, en Filipinas, la primera muerte causada por el coronavirus fuera de China.

En total, y hasta el momento fuera del país asiático, hay al menos 157 casos confirmados en 24 países.

Infografía: ¿A dónde se ha extendido el coronavirus? | Statista

A la vista de estos datos oficiales, es totalmente normal que la población esté desconcertada y asustada. Y si a ello le sumamos la cantidad de información no oficial, y en la inmensa mayoría de los casos, conspiranoica, que nos llegan y podemos leer a través de las redes sociales, el pánico puede ir en aumento.

Así que vamos a intentar esclarecer un poco todo el asunto del coronavirus y ver si realmente es tan preocupante y nuestra salud puede estar en peligro.

¿QUÉ ES EL CORONAVIRUS?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar diversas enfermedades en los humanos, desde el resfriado común, bronquitis, neumonía… hasta el SRAS (síndrome respiratorio agudo severo).

Hay cuatro subgrupos principales de coronavirus, conocidos como alfa, beta, gamma y delta. Los coronavirus fueron descritos por primera vez en la década de 1960 en las cavidades nasales de pacientes con un resfriado común.  Los siete coronavirus que pueden infectar a las personas son:

  1. 229E (coronavirus alfa)
  2. NL63 (coronavirus alfa)
  3. OC43 (coronavirus beta)
  4. HKU1 (beta coronavirus)
  5. MERS-CoV (coronavirus beta)
  6. SARS-CoV (coronavirus beta)
  7. Nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV)

La mayoría no son peligrosos y se tratan fácilmente. Gran parte de la población contrae algún coronavirus en algún momento de su vida, comúnmente se infectan con coronavirus humanos 229E, NL63, OC43 y HKU1, normalmente en las épocas más frías, como otoño e invierno (1).

En el 2003 se dió el primer brote importante de coronavirus, SRAS-CoV. Se inició en Asia y llegó a afectar a un total de 8,098 personas en todo el mundo, 774 personas murieron (2)

En el 2012 se detectó el MERS-CoV, el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) detectado en Arabia Saudita. Se han notificado casos de MERS en 27 países, dejando hasta el momento más de 2.400 casos de infección en distintos países, con más de 800 muertes (3).

El 31 de diciembre de 2019 se comunicó a la OMS varios casos de neumonía en Wuhan, una ciudad situada en la provincia china de Hubei. Se trataba de un virus desconocido.

El 7 de enero, las autoridades chinas confirmaron que habían identificado un nuevo coronavirus. Este nuevo virus se denominó, provisionalmente, 2019-nCoV (4)

Coronaviruses 004 lores

CORONAVIRUS 2019-nCoV.

Las cifras van por 305 fallecidos y más de 14.500 personas contagiadas por el nuevo coronavirus, conocido como “neumonía de Wuhan” o 2019-nCoV. El origen del brote,se detectó en diciembre, en un mercado de marisco y pescado de la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei.

La mortalidad del  2019-nCoV es del 2,2%, por lo que, de momento, el 2019-nCoV se puede considerar menos agresivo que los coronavirus SARS, con una tasa de mortalidad en torno al 10% y  MERS, con una mortalidad del 35%.

2019-nCoV-CDC-23312 without background.png


¿CÓMO SE TRANSMITE EL CORONAVIRUS?

En investigaciones exhaustivas se comprobó que, en 2002, la civeta transmitió en China al ser humano el coronavirus causante del SRAS; en 2012, el dromedario transmitió también a seres humanos el coronavirus causante del MERS, en Arabia Saudita. Existen otros coronavirus conocidos que circulan entre animales, que todavía no han infectado al ser humano. 

Aunque aún está bajo investigación, existe una alta posibilidad de que la fuente inicial del  2019-nCoV pueda ser algún animal. Hay pruebas bastante concluyentes de que el brote se originó por exposiciones en un mercado de pescados y mariscos de la ciudad de Wuhan. Este mercado se cerró el 1 de enero de 2020.

Por tanto, pare ser que los coronavirus son virus zoonóticos, lo que significa que se pueden transmitir de los animales al ser humano. Y que está ha sido el primer paso para desencadenar estas pandemias.

Entre personas, por analogía con otras infecciones causadas por virus similares, parece que la transmisión sería a través de contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, sus ojos o su boca.

Los datos disponibles, hasta el momento, indican que la enfermedad parece ser poco contagiosa.  Siendo poco probable que exista transmisión por el aire a distancias mayores de uno o dos metros (5).

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL 2019 (n-CoV)?

Los síntomas suelen ser similares a los de una gripe común. Incluyen tos, dolor de garganta, fiebre y sensación de falta de aire. En casos de mayor gravedad, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte. 

Aunque hay que resaltar que los casos más graves, generalmente ocurren en personas

ancianas o que padecen alguna otra enfermedad como por ejemplo, del corazón, del pulmón o cuyo sistema inmunitario está comprometido (5).

¿CÓMO ME PROTEJO?

Las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias para reducir la exposición a una serie de infecciones y para no transmitirlas incluyen la higiene de manos con agua y jabón, especialmente después de contacto directo con personas enfermas o su entorno; mantener una distancia de un metro aproximadamente con las personas con síntomas de infección respiratoria aguda; cubrirse la boca y la nariz con pañuelos desechables o con una tela al toser o estornudar; el manejo higiénico de los alimentos y, siempre que sea posible, la evitación del contacto estrecho con cualquier persona que muestre signos de afección respiratoria, como tos o estornudos  (5).

TRATAMIENTO

Las infecciones causadas por nuevos coronavirus no tienen tratamiento específico, solo se pueden tratar sus síntomas, cuyo tratamiento suele ser muy eficaz. Aunque las opciones terapéuticas siempre van a depender del estado clínico de cada paciente (6).

RESUMEN Y OPINIÓN PERSONAL

La gripe porcina, la gripe aviar, el Ébola, el Zika… Son algunos de los más recientes casos que hemos vivido y que las noticias nos alertaban de como iban a extenderse por todo el mundo y matar a millones.

¿Quién sabe qué más vendrá? ¿Quizás la gripe de rana?, ¿gripe del caballo?…

Hay millones de virus, bacterias  y demás microorganismos que conviven con nosotros a diario, y sin ellos la vida no existiría.

El problema viene cuando perdemos el equilibrio. Tu cuerpo trabaja para mantenerse siempre en homeostasis y evitar así la proliferación y crecimiento excesivo de cualquier virus o bacteria, que puede desajustar ese equilibrio y así alterar tu salud.

No necesitas preocuparte por el coronavirus, sino por como está tu cuerpo.

Realmente no existen esos “virus asesinos”. Las infecciones ocurren cuando el suelo es fértil para ello. Uno de los grandes científicos del mundo, Claude Bernard, dijo que “nuestro medio interno, era la clave para la salud”. Algo que iba totalmente en contra de la teoría de los gérmenes de Louis Pasteur y Robert Koch, que consideraban el germen como la causa principal de la enfermedad.

Sin embargo, en su lecho de muerte, Pasteur, parece ser que llegó a declarar: “Bernard tenía razón, el germen no es nada, el medio lo es todo”

No es de extrañar que todas estas enfermedades infecciosas aparecen donde hay suciedad y poca higiene. Como ocurrió con la peste bubónica que asoló Europa durante el siglo XIV y era transmitida por las pulgas transportadas por roedores en un ambiente sucio y vidas insalubres.

Una semejanza a la China actual, con sobrepoblación, y con la contaminación del aire más alta del mundo. El estudio Global Burden of Disease Study, estima que más de 1 millón de chinos mueren cada año a causa de los efectos de la contaminación (7).

Por tanto, esta histeria del coronavirus es el mismo teatro que vemos años tras año. Culpar a los virus de las enfermedades, simplemente sirve como distracción de lo que realmente está causando las enfermedades y muertes prematuras en el mundo: sedentarismo, alimentos procesados, contaminación…

Durante los más de 30 días de brote del 2019 (n-CoV), ha dejado 305 muertes, algo que dista mucho, de la cantidad de muertes causada por el tabaco, por citar solo un ejemplo, cuyo consumo cuesta la vida de 3 millones de personas al año, cifras que nunca llegará ni a rozar el coronavirus. Y no parece crearse ninguna histeria por ello (8)

Mis sugerencias serían que te mantengas alejado de todas las noticias que siembran el miedo, algo que si te afecta, puede deprimir tu sistema inmunitario y desequilibrar tu homeostasis. Trata de alimentarte de forma saludable, hacer ejercicio, descansar bien, y mantener más contacto con la naturaleza, recuerda que el simple hecho de exponerte a la luz natural del sol puede aumentar tu sistema inmunitario y ayudarte a luchar contra cualquier infección.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *