¿Es Necesario Suplementar la Vitamina B12?

La evidencia científica muestra que los veganos suelen tener mayor deficiencia que los vegetarianos que incluyen huevos y leche en la alimentación, y que los omnívoros. Y varios han dejado ver como las arterias de los veganos pueden estar tan dañadas como la de los omnívoros, aún llevando una alimentación baja en grasa saturadas, colesterol, hierro hemo, Neu5G… la cual favorecer la prevención de la aterosclerosis y la ECV, quizás debido a los elevados niveles de homocisteína en la sangre, por el bajo o nulo consumo de vitamina B12 (1), ya que una vez que se suplementa con esta vitamina a vegetarianos con niveles subóptimos de vitamina B12, se mejora la función arterial (2).

Pero no solo estos sufren el riesgo de tener deficiencia de B12. Incluso los omnívoros, llevando una alimentación con alimentos que contienen esta vitamina, pueden presentar deficiencia.

La vitamina B12 es, sin lugar a dudas, la más compleja de todas de asimilar. Así una malabsorción intestinal, aún comiendo altas cantidades de B12, puede explicar la mayoría de los casos de deficiencia.

La absorción de la vitamina B12 de los alimentos requiere una función normal del estómago, páncreas y el intestino delgado. El ácido y las enzimas estomacales liberan la vitamina B12 de los alimentos para unirse al factor intrínseco, una proteína secretada por las células del estómago, para terminar de absorberse en la parte final del intestino delgado.

 

 

                                                    

De forma resumida, el trayecto que debe seguir la vitamina B12 para ser absorbida es el siguiente (3):

  1.  La cobalamina se encuentra vinculada al alimento, así que en el estómago la B12 es liberada de dicho alimento gracias a la acción de la enzima pepsina, que se produce en cantidades suficientes sólo si disponemos de bastante ácido clorhídrico en el estómago.
  2.  En el estómago también se produce factor intrínseco (FI), una proteína necesaria para la absorción de la B12, que se abre paso hasta el intestino a fin de estar disponible en una etapa posterior del trayecto de la B12.
  3.  A continuación, otras proteínas llamadas R-aglutinantes transportan la vitamina B12 hasta el intestino delgado.
  4.  El FI se adhiere a la vitamina B12, gracias a unas enzimas denominadas proteasas pancreáticas, y la transporta al último tramo del intestino delgado, el íleon. Las células que revisten el íleon contienen receptores que se aferran al complejo B12-FI y lo introducen en el torrente sanguíneo.
  5.  En el torrente sanguíneo, otra proteína, la transcobalamina II, traslada la vitamina B12 a las células del cuerpo y luego transporta el excedente hasta el hígado para su almacenamiento.

 

La gastritis, hipoclorhidria, consumo de antibióticos, inhibidores de la bomba de protones, cirugías gastrointestinales, óxido nitroso (anestésico común), consumo de alcohol, adultos de más de 50 años… Son factores que juegan un papel fundamental a la hora de absorber la vitamina B12.

Por tanto, y a la luz de lo expuesto, sabiendo que una dieta vegana es nula o pobre (si se usan alimentos fortificados) en cobalamina y que aunque existan reservas en el organismo para unos pocos años, esta finalmente acabará agotándose, y más viviendo en el mundo moderno actual, no nos equivocaríamos a la hora de sugerir el uso de un suplemento a toda persona que lleve una alimentación vegana, y siendo recomendable hacerlo también en una dieta omnívora si se da alguno de los casos citados más arriba.

Pero lo ideal sería siempre controlar a través de una analítica, donde controlemos la vitamina B12

Sin embargo, no podemos fiarnos únicamente del nivel de B12 en suero. Deberíamos complementar con una prueba de ácido metilmalónico (MMA) y homocisteína para asegurarnos realmente si existe o no deficiencia de cobalamina. Puedes estar sufriendo de deficiencia de B12 a pesar de que los niveles de B12 en la sangre sean normales. La prueba de MMA ayuda a revelar este falso positivo(4) (5).

Y si buscamos lo mejor, la prueba de holotranscobalamina (HoloTC ) ha demostrado ser la más fiable y específica, resultando en menos falsos negativos y falsos positivos. Un nivel inferior a 20 significa deficiencia y que debería comenzar de inmediato a suplementar con B12. Si son más de 30, puedes estar seguro de que estás bien (6).

 

CONCLUSIÓN

Si eres vegano o llevas una alimentación 100% basada en plantas la evidencia es bastante sólida en cuanto a que puedes llegar a sufrir una deficiencia de vitamina B12 y poner en serio riesgo tu salud. Por tanto, lo más listo sería recurrir a la suplementación desde el momento en que dejes de consumir cualquier producto de origen animal, para evitar correr este riesgo innecesario y beneficiarte al máximo de todo lo bueno que tiene para la salud, una alimentación 100% basada en plantas con alimentos enteros (y con una dosis fiable de B12).

Pero si quieres hilar aún más fino y llevar un control más exhaustivo sobre tu nivel de cobalamina y saber si necesitas realmente recurrir o no a la suplementación, hay que basarse en las pruebas. Si estas muestran que el nivel de B12 es bajo, habría que buscar una fuente regular y segura de vitamina B12 para restablecerlo. Si las pruebas muestran un nivel óptimo, habría que buscar una fuente regular y segura de vitamina B12, para seguir manteniendo unos valores óptimos.

 

La forma idónea de suplementar la vitamina B12 es con un suplemento de metilcobalamina  y adenosilcobalamina, ya que son las dos formas naturales, activas y biodisponibles de vitamina B12.

Adquiere AQUÍ la fórmula revolucionaria de vitamina B12 en sus dos formas naturales más activas y biodisponibles

 

Suplemento B12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *