Beneficios de la Exposición a Luz Solar

Voltea tu rostro hacia el sol y deja que las sombras caigan detrás de ti.

 – Proverbio maorí


La luz solar es fundamental para disfrutar de una salud óptima y una mayor longevidad. Nuestra especie evolución en ambientes abiertos, que les permitía recibir la intensa luz de los rayos solares, y a día de hoy seguimos necesitando de esta brillante luz natural para poder vivir con salud plena.

Lo primero que podemos pensar al hablar de la luz solar es en la vitamina D, pero lo cierto es que los beneficios que obtenemos de la exposición a la luz solar van mucho más allá de la producción de vitamina D. Beneficios que no podemos obtener ni a través de los alimentos ni de los suplementos. Es por ello que un suplemento de vitamina D, nunca podrá sustituir la exposición a los rayos del sol.

Los beneficios de la exposición a la luz solar para la salud, se conocen desde muchos años atrás. En muchos hospitales, antes de la revolución farmacéutica y la aparición de antibióticos y otros medicamentos, utilizaban la luz solar para tratar algunas enfermedades, como la tuberculosis o el raquitismo. Y aunque esto ahora mismo pueda parecernos una locura, lo cierto es que tenían bastante éxito (1).

EVITAR EL SOL PUEDE ESTAR ARRUINANDO TU SALUD

Los autores Marc B. Sorenson y William B. Grant en el libro “Embrace the Sun”  detallan información de más de 1,200 trabajos de investigación que muestran como la exposición regular a la luz solar puede reducir las probabilidades de enfermar y puede prolongar la esperanz de vida.

Según parte de la información de estos autores recogidas en el libro:

  • Las mujeres que regularmente están expuestas al sol tienen una décima parte del riesgo de cáncer de mama que las mujeres que evitan el sol.
  • La exposición segura y regular al sol puede eliminar o reducir la depresión.
  • Con el uso del protector solar y la evitación del sol, la incidencia de melanoma se ha disparado, aumentando en un 3.000% desde 1935.
  • El sol está asociado con una reducción notable de muchas enfermedades comunes como cánceres, enfermedades cardíacas, enfermedades autoinmunes, gripe, Parkinson, esclerosis múltiple e infertilidad.
  • El sol aumenta la probabilidad de un embarazo saludable y un bebé sano.
  • Las mujeres que se exponen al sol tienen solo un un décima parte de riesgo de fractura de cadera comparado con mujeres que evitan el sol.

LOS BENEFICIOS DE LA LUZ SOLAR

Regular el ciclo circadiano

El ser humano, como el resto de animales, ha vivido y evolucionado bajo unas condiciones específicas de iluminación. Durante el día estaba expuesto a la luz brillante del sol, seguido por la luz de menor intensidad de la puesta del sol durante la tarde, para finalmente acabar en una casi completa oscuridad por la noche. Este ciclo de luz y oscuridad es por el cual se rigen todas nuestras células y órganos del cuerpo, lo que se conoce como ciclo circadiano.

Sin embargo, en el mundo moderno actual hemos modificado estas condiciones naturales, y hemos invertido el patrón de luz durante el día, pasando a una deficiencia de luz natural durante el día, y a un exceso y sobreexposición de luz artificial durante la noche.

Una gran mayoría de las personas que viven en los países industrializados, pasan la mayor parte del día en sitios cerrados, como oficinas, colegios almacenes… lo cual hace que estas personas sufran de deficiencia de luz solar. Y luego por la noche, pasan a exponerse a demasiada luz artificial. Y ambos escenarios contribuyen a desajustar nuestro ritmo circadiano.

Y cuando nuestro ciclo circadiano está desajustado se producen alteraciones en las funciones fisiológicas y celulares. Como dificultar el sueño, llegando incluso a producir insomnio. Y alterar nuestro comportamiento y estado de ánimo.

Así que el mayor beneficio que tiene exponerse a esta luz brillante del sol durante el día, viene dado por el ajuste del ciclo circadiano, algo que actuará en forma de cascada, mejorando muchos síntomas relacionados con una mejor salud en general.

Para ello trata de exponerte a la luz natural la mayor parte del tiempo durante el día.


Mejora la salud del corazón

Exponerse a los rayos del sol puede prolongar su vida al reducir significativamente el riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrales. Desde la propia Sociedad Europea de Cardiología se recogen los beneficios que tiene la exposición solar para el corazón (2), (3).

Cuando los rayos del sol inciden en la piel, se comienza a producir óxido nítrico, el cual es crucial para mantener los niveles de la presión arterial saludables y ayudar a prevenir la aterosclerosis, reduciendo así el riesgo de enfermedad cardiovascular (4),(5).

Recuerda, si tu sangre fluye libremente, todos los procesos fisiológicos de tu organismo funcionarán mejor. 

Mejora el sistema inmunitario

Un déficit de vitamina D puede estar relacionado con la aparición de ciertas enfermedades autoinmunes, por tanto hay una estrecha relación entre un nivel óptimo de vitamina D y un mejor sistema inmunitario (6)

Pero se ha podido observar como exponerse a la luz solar puede aumentar la actividad de los linfocitos T, que forman parte del sistema inmunitario y ayudan a combatir las infecciones, independientemente de la vitamina D (7).

Por tanto una exposición correcta a la luz solar puede ayudar a regular y optimizar el sistema inmunitario, aumentando la vitamina D y por vía complementaria a este aumento de la vitamina D.

Mejora la salud de la piel

La exposición a la luz solar ha demostrado mejorar muchas afecciones cutáneas, incluyendo acné y psoriasis. Se ha observado que pacientes con psoriasis sufren una mejoría en la época de verano, posiblemente debido a la mayor exposición a la luz natural del sol (8).

Mejora el estado de ánimo

Seguramente has experimentado esa sensación de bienestar después de pasar un tiempo en el exterior bajo los rayos del sol. Esta exposición a los rayos solares desencadena esta sensación de bienestar debido a la segregación de la serotonina (9). Es por ello que se cree que la exposición a la luz brillante podría ser incluso útil para tratar la depresión (10).

Mejora la salud de los ojos

La salud y agudeza visual depende de varios factores. Desde la alimentación, hasta el uso de aparatos electrónicos que emiten luz azul, como los móviles, tablets, pantallas de ordenadores… 

Y la exposición a la luz natural también juega un papel importante a la hora de mantener una salud óptima de los ojos. 

Pasar más tiempo en ambientes cerrados podría ser uno de los principales factores desencadenantes de la miopía. Diversos estudios han encontraron que las tasas de miopía infantil están estrechamente vinculadas a la cantidad de tiempo pasado en el exterior. Cuanto mayor sea el tiempo dedicado a permanecer en ambientes exteriores, menor será la probabilidad de sufrir de miopía (11),(12).

Y esta exposición a la luz natural durante la infancia, ha mostrado tener efectos protectores en la vista, en la edad adulta. Las personas que se habían expuesto más a los rayos del sol, sobre todo entre las edades de 14 y 29 años de edad, fueron menos propensas a desarrollar miopía en la edad adulta (13).

Estudios en animales sugieren que exponerse a la luz brillante aumenta el funcionamiento de los antioxidantes presentes en el ojo y estimula el crecimiento de los elementos esenciales en la retina, siendo esto una causa que ayuda a proteger a los ojos (14).

COMO BENEFICIARSE DE LA EXPOSICIÓN AL SOL CON SEGURIDAD

  1. Nunca exponerse hasta que la piel se ponga roja y se produzca quemadura. Desde el momento que notes que la piel adquiere un color rosáceo es momento de dejar de tomar el sol.
  2. Realizar una exposición gradual, comenzando con unos pocos minutos los primeros días hasta que la piel se vaya adaptando, incrementando poco a poco el tiempo de exposición.
  3. Siempre que te encuentres incómodo con la exposición al sol, como picazón o demasiado calor en la piel, deja de tomar el sol.
  4. Es aconsejable consumir una gran cantidad de vegetales verdes, así como frutas coloridas para aumentar los antioxidantes carotenoides en la piel. Trata de consumir cada día un mínimo de 300 gramos de verduras como las zanahorias, batatas amarillas, kale, lechuga, papaya, arándanos, tomates… alimentos ricos en carotenoides que son efectivo para proteger la piel y aumentar tu resistencia a las quemaduras.

RESUMEN

El sol aporta muchos beneficios para la salud. Aunque también hay que ser consciente que una sobreexposición que nos produzca quemaduras conlleva ciertos riesgos.

Y aunque esta sobreexposición es algo que debemos evitar a toda costa, evitar el sol mata a muchas más personas que el exceso de radiación solar (15).

Considerando las estadísticas, es bastante claro que evitar el sol lleva a un aumento en el riesgo de desarrollar cáncer de piel mortal, y que, al exponer su piel a los rayos del sol, disminuirá su riesgo de melanoma (16), (17).

Además, evitar el sol también aumenta el riesgo de cáncer en otros órganos, sumado a una larga lista de enfermedades crónicas, cuyas tasas de mortalidad son mucho más inquietantes que las del melanoma.

Por cada muerte relacionada con el sol, ocurren 328 muertes por enfermedades relacionadas con la falta de exposición al sol.

La relación del sol con el cáncer de piel no es tan directa como se suele pensar, es mucho más compleja, y se debería de ser más cauteloso a la hora acusar al sol del cáncer de piel, con la abrumadora evidencia que existe a día de hoy, que vincula esta exposición solar con una buena salud en general, incluso como preventivo del melanoma, el cáncer de piel más agresivo.

No tengas miedo de dejarte calentar la piel bajo los rayos del sol. Recuerda que hemos evolucionado bajo esta brillante luz, y cuanto más conectado vuelvas a estar con ella, mejores resultados obtendrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *