¿Alimentos o Suplementos?

Vivimos en una sociedad muy influenciada en todos los aspectos. Y el que más, en el tema de la salud y nutrición.

A cada momento oímos que descubren cierto nutriente nuevo en algún alimento que es bueno para “esto” o “aquello”. Y los que quedan por descubrir aún…

Eso está bien, en parte nos ayuda a conocer un poco más el valor de los alimentos que comemos y como actúan estos en nuestro organismo.

El problema surge cuando nos centramos en estos nutrientes aislados y nos olvidamos del alimento en sí. Como si fuera ese nutriente en particular el que hace el “milagro”, obviando por completo el alimento entero.

Y es aquí cuando aparecen los problemas. Al tratar de aislar nutrientes y tomarlos así a la ligera.

La naturaleza y los alimentos no funciona así, ella es sabía, y sabe perfectamente la cantidad de nutrientes que necesitamos en cada alimento, ya que estos juegan en sinergia con cientos y miles de nutrientes más. Recuerda, que el todo es más que la suma de las partes.

Por poner un ejemplo, hay estudios (1) que muestran como las personas que tienen un nivel mas alto en sangre de carotenoides, obtenidos de los alimentos, tienen mejores marcadores de salud. Debido a esto, la industria de los suplementos vio aquí una oportunidad de oro para fabricar suplementos de betacarotenos y poder venderlos al público y llenarse los bolsillos de dinero. Sin embargo embargo este estudio (2) muestra como el tomar suplementos de betacaroteno, aumentan el riesgo de enfermedad. Más en particular el cáncer de pulmón.

Esto nos debería dejar claro porque no podemos centrarnos en nutrientes, sino en alimentos enteros. Porque no sabemos como interactúan todos estos nutrientes entre si, y cual es la proporción exacta que necesitamos de cada nutriente.

Pero parece ser que la industria alimentaria le da absolutamente igual esto y sigue usando nutrientes aislados para enriquecer sus productos prefabricados, como si ya así fueran a ser considerados “alimentos” saludables o completos. Olvidando por completo la fuerza de la sinergia de nutrientes.

Así que en resumen, no trates de buscar ningún nutriente aislado, sino alimentos reales, alimentos enteros, los únicos que contienen todos los nutrientes que necesitas en la dosis adecuada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *